Un mundo feliz, o falaz? (VI)

Sobrecubierta de Los Hijos del Capitan Grant - Editorial Bruguera - Colección Historias - Octubre 1957

Sobrecubierta de la novela de Julio Verne “Los Hijos del Capitan Grant” – Editorial Bruguera – Colección Historias – Octubre de 1957.

De visionarios, héroes y traidores

Julio Verne, francés nacido en Nantes en 1828 y fallecido en Amiens 1905, fue el escritor favorito de mi niñez. Aunque normalmente la afición a los libros comienza mirando caricaturas (“muñequitos“, en cubano), tuve la suerte que en los años 50 la Editorial Bruguera publicara una colección de clásicos juveniles que inducía la transición del gusto por los dibujos hacia la palabra escrita de una forma muy inteligente: por cada tres páginas de texto incluían una de dibujos que resumía lo leído en aquéllas, de manera que podías “leer” o simplemente “mirar” la trama. Y aunque los dibujos la describían bastante bien, yo encontraba que en el texto las cosas se definían con más riqueza y eso me ayudó a irle perdiendo el miedo a las letras y no considerarlas “aburridas”, algo a lo que tienden inicialmente muchos niños. Por fortuna, mis padres tuvieron el buen tino de comprarme casi toda la colección, O al menos, los ejemplares que llegaron a un estanquillo cercano a la casa. De los cuales, 50 y pico de años después, conseguí -aunque no lo crean- en una librería de libros usados del DF, el volumen al cual pertenece la sobrecubierta que aparece en el inicio de este artículo. No sé porqué se abandonó aquella técnica que hoy a mí me sigue pareciendo estupenda para fomentar el hábito de la lectura en los niños.

De manera que disfruté mucho leyendo “Veinte Mil Leguas de Viaje Submarino”, “Viaje al Centro de La Tierra”, “Cinco Semanas en Globo”, “Miguel Strogoff”, “De la Tierra a la Luna”, “Un Capitán de 15 años”, “La Vuelta al Mundo en 80 días”… en fin, muchos de sus libros. Mi admiración creció aún más cuando supe que todas sus descripciones tan vívidas y convincentes sobre tierras, viajes y costumbres de pueblos lejanos, las redactó prácticamente sin salir de Nantes, su ciudad natal. Todo ese conocimiento lo adquirió de sus lecturas. Eso me dió una buena idea del poder de la cultura.

Además Verne, aparte de prestigio como escritor de novelas de aventuras para jóvenes, tiene fama de visionario: los viajes espaciales, el submarino, el helicóptero, el internet y las videoconferencias… muchos de los inventos actuales fueron predichos por él en el siglo XIX. Recuerdo perfectamente la emoción que sentí cuando leí “De la Tierra a la Luna”, sin sospechar que el destino me tenía reservado el placer de ser testigo de una hazaña semejante. Ante tanto genio uno llega a preguntarse si no tendría una bola de cristal u otro medio de escudriñar el futuro.

Famosa escena del filme "Viaje a la Luna" (1902) basado en la novela de Julio Verne

Famosa escena del filme “Viaje a la Luna” (1902) basado en la novela de Julio Verne

Pero hay otros visionarios que aunque menos conocidos, no dejan de sorprenderme por la certeza de sus predicciones. Copio aquí los párrafos finales de la novela “Animal Farm” (conocida en español como La Rebelión de la Granja), de George Orwel -deliciosa comedia que parodia la Revolución de Octubre y el stalinismo- en donde unos puercos lidereados por un verraco llamado “Napoleón” toman el control de una granja prometiendo a sus animales toda suerte de ventajas y mejoras, para al final engañarlos y someterlos a un nivel de explotación mucho mayor al que tenían antes de la “liberación”, cuando los humanos eran los dueños:

"Todos los animales son iguales, pero algunos animales son más iguales que otros"

La regla más importante de la Granja Animal -escrita en la pared externa de un granero- inicialmente rezaba: “Todos los animales son iguales“. Luego, cuando los puercos le cogieron el gusto al poder y al lujo, Chillón (el jefe de propaganda y uno de los pocos que sabía leer y escribir) le agregó: “pero algunos animales son más iguales que otros“… genial!

“- Señores, concluyó Napoleón, os voy a proponer el mismo brindis de antes, pero en otra forma, llenad los vasos hasta el borde. Señores, éste es mi brindis: ¡Por la prosperidad de Granja Manor! Se repitió el mismo cordial vitoreo de antes y los vasos fueron vaciados de un trago. Pero a los animales que desde fuera observaban la escena les pareció que algo raro estaba ocurriendo. ¿Qué era lo que se había alterado en los rostros de los cerdos? Los viejos y apagados ojos de Clover pasaron rápida y alternativamente de un rostro a otro. Algunos tenían cinco papadas, otros tenían cuatro, aquéllos tenían tres. Pero ¿qué era lo que parecía diluirse y transformarse? Luego, finalizados los aplausos, los concurrentes tomaron nuevamente los naipes y continuaron la partida interrumpida, alejándose los animales en silencio.

Pero no habían dado veinte pasos cuando se pararon bruscamente. Un alboroto de voces venía desde la casa. Corrieron de vuelta y miraron nuevamente por la ventana. Sí, se estaba desarrollando una violenta discusión: gritos, golpes sobre la mesa, miradas penetrantes y desconfiadas, negativas furiosas.

El origen del conflicto parecía ser que tanto Napoleón como el señor Pilkington habían jugado simultáneamente un as de espadas cada uno. Doce voces estaban gritando enfurecidas, y eran todas iguales. No existía duda de lo que sucediera a las caras de los cerdos. Los animales de afuera miraron del cerdo al hombre, y del hombre al cerdo, y nuevamente del cerdo al hombre; pero ya era imposible discernir quién era quién.”

-0-

Esta famosa frase final fue la que me vino a la mente al contemplar la siguiente foto, porque al igual que en la novela, me es imposible discernir quién de los dos tipos que aparecen en ella, es más despreciable.

Obama - Castro en la ONU

Obama con su sonrisa Colgate de pavoreal autosuficiente, estrechando la mano de un Raúl Castro con carita de Porky Pig encontrando un gran cubo de sancocho. ONU, Septiembre de 2015.

Obama - Castro

Obama – Castro. Cualquier parecido con la foto anterior NO es pura coincidencia. Caricatura de Lauzán.

Para fundamentar o explicar porqué tengo esta opinión tan radical creo que debo hacer un resumen de lo que ha significado el desgobierno del Fifo para el pueblo cubano. Comprendo que este es un tema muy manido al cual ya me he referido en este blog en varias ocasiones. Pero creo que no hay forma de explicarme sin hacerlo, por lo que les ruego que me excusen. Si Ud prefiere saltarse “la historia del tabaco” porque ya la conoce, puede buscar la señal “***” y continuar leyendo.

-0-

La Historia de la Humanidad está llena de incongruencias. Mucho más se venera la memoria de Napoleón, que la de Gandhi. La de Alejandro Magno, que la de Newton. La de Stalin, que la de la Madre Teresa. Atila es mucho más conocido que Rabindranath Tagore o Rubén Darío. En fin, no sé que atracción fatal sentimos por los grandes generales, aunque en el fondo no sean más que una partida de asesinos. Quizás se deba a que la guerra forma parte de nuestro kernel más interno, de nuestros instintos primarios.

El calvario del pueblo cubano

Durante más de cinco décadas el pueblo cubano ha sufrido la dictadura del Fifo la cual ha producido una inmensa cantidad de muertos, dolor, pobreza, abusos, separaciones familiares y otras calamidades no solamente en el territorio cubano, sino en otras muchas partes del mundo: si pensamos en América Latina debemos mencionar a Venezuela, Argentina, Colombia, Perú, Nicaragua, Bolivia… si pensamos en África debemos mencionar a Angola, Etiopía, el Congo, Argelia… En fin, el Fifo ha mantenido guerrillas y soldados en más de una veintena de países.

En el plano interno y aduciendo absurdas razones, al pueblo cubano le han sido negadas las libertades de expresión, de movimiento, de asociación, de comercio… La separación de poderes ha sido eliminada y sustituída por un aberrante sistema en donde todo el mando está concentrado en las manos de una persona. Los órganos legislativos han sido reducidos a poco menos que una infame claque conocida como “coro de castratis” (ojo, el juego de palabras ES intencional), incapaces de oponerse a los designios del Fifo ni con el pétalo de una rosa. Los ciudadanos no tienen a dónde acudir ante un abuso porque la justicia y las leyes sólo responden a los intereses del dictador. El concepto de propiedad privada -una de las bases de las sociedades humanas- ha sido desterrado, apabullado, denostado como egoísta -excepto cuando se habla de las propiedades del dictador y su familia, las cuales abarcan toda la Isla.

La industria azucarera -columna vertebral de la economía cubana durante siglos- está completamente destruída: de ser “la azucarera del mundo” a mediados del siglo XX, el Fifo ha “logrado” que los niveles de producción de azúcar involucionen a los que tenía la Isla en 1850, cuando toda la zafra se hacía con bueyes. En cifras, para que no queden dudas: de 6 millones de toneladas en 1958, ahora apenas se produce 1 millón. De tener 161 centrales azucareros funcionando en 1958, hoy quedan unos 46, el resto es chatarra. Y lo mismo sucede con la minería, el tabaco, el café, las frutas, la ganadería… En fin, 10 huracanes categoría 4 seguidos de 10 terremotos de 9.5 grados en la escala Richter no hubieran producido tanto daño como el que ha producido el Fifo y sus geniales ideas sobre el manejo de la economía.

Para paliar tanto despapaye y obtener los recursos necesarios para el malvivir del pueblo, el Fifo estuvo mamando durante muchos años de la teta rusa -que por cierto, da muy poca leche- luego la venezolana, y ahora según todo lo indica, será la yanqui. Es decir, que tiene el parasitismo incrustado en sus genes. Y a pesar de haberse llenado la boca mil veces hablando de soberanía, nunca la Isla había sido más dependiente que ahora.

Gallinas en una granja. Todas son iguales y no pasan hambre. Pero... tiene que comer el pienso que les dan aunque no les guste, no pueden salirse del jaulón, y le roban los huevos. Ud. quisiera ser una de ellas? Yo tampoco.

Gallinas en una granja. Todas son iguales y no pasan hambre. Pero tienen que comer el pienso que les dan aunque no les guste, no pueden salirse del jaulón, y le roban los huevos. Ud. quisiera ser una de ellas? Yo tampoco (por cierto, decir eso cuando estaba en la secundaria casi me cuesta ir a prisión).

Las gallinas y el Fifo

Si al menos hubieran logrado satisfacer las necesidades materiales del pueblo, quizás se podría someter a valoración la frase que utilizan algunos intelectuales de izquierda para tratar de justificar los crímenes anteriormente descritos: “Pero no pasan hambre, y todos son iguales”. Sí, como las gallinas en una granja -les contestaría yo- . Pero no, en casi 60 años no han logrado satisfacer la demanda ya no digamos de alimentos exóticos, sino de alimentos básicos y fáciles de producir en ambientes tropicales como la leche, la carne, los boniatos y los frijoles, al punto que han padecido grandes epidemias de avitaminosis y otras enfermedades causadas por mala alimentación, algo que ha sido silenciado por la prensa interna, totalmente en manos del Estado. Tampoco han satisfecho las necesidades de vivienda, transporte, comunicaciones, productos industriales de todo tipo como ropa, zapatos, aparatos eléctricos… Ni siquiera la educación y la salud pública, las dos grandes banderas del Fifo para justificar sus abusos, son lo que una vez fueron. En fin, nada de nada.

Y además no todos son iguales, porque los altos dirigentes disfrutan de un nivel de vida confortable y totalmente distinto al del pueblo, con casas, coches, viajes, ropa, comida y lujos de todas clases. Sin merecerlo, está claro.

Los que sí hemos alcanzado la satisfacción de nuestras necesidades materiales, intelectuales y sociales sin lamerle las botas a nadie sino con nuestro trabajo honrado, somos nosotros, los que aún a pesar de todas las dificultades que existen para ello, hemos logrado emigrar de aquel infierno. Eso, a pesar de que la mayoría llegamos al exilio “con una mano alante y la otra atrás“, es decir, sin ningún patrimonio familiar, el cual nos fue arrebatado por el desgobierno del Fifo. Al cabo de los años -como dice un viejo chiste- los gusanos nos hemos convertido en mariposas. Y es más, yo diría que somos la única esperanza de cambio para el resto de los cubanos que permanecen en Cuba. No porque los disidentes internos no sirvan, sino porque para relanzar la economía cubana, además de huevos, hace falta capital. Y no de los del tipo “golondrina”, sino de los que se invierten a largo plazo.

Antonio Rodiles, disidente, con la nariz rota luego de recibir una paliza por intentar manifestarse pacíficamente en contra del desgobierno del Fifo.

Antonio Rodiles, disidente, con la nariz rota luego de recibir una paliza por intentar manifestarse pacíficamente en contra del desgobierno del Fifo.

Yriade Hernández golpeado por los esbirros del Fifo

Yriade Hernández, disidente, golpeado en la cara por los esbirros del Fifo

Disidentes

Mientras, los abusos en la Isla han generado los llamados “disidentes”, es decir, gente normal y valiente que se manifiesta pacíficamente en contra del desgobierno. El cual, para reprimirlos, utiliza gamberros y policías vestidos de civil armados con palos y macanas que los golpean, los vejan y los encarcelan, acusándolos de “escándalo público”, “agresión” y cuanta estupidez se les ocurra, siendo en realidad que los verdaderos agresores no son los disidentes sino los policías disfrazados de civiles. Por cierto, la técnica de organizar y utilizar paramilitares como esbirros para infundir terror está calcada de los Camisas Pardas de Hitler.

Mauthausen, campo de concentración nazi en Austria.

Loma de cadáveres en Mauthausen, campo de concentración nazi en Austria. Si Goebbels tuvo éxito en ocultar al mundo estos masivos y repugnantes crímenes, ¿por qué dudar de la efectividad de la propaganda del Fifo para ocultar los suyos? Sin embargo, creo que algún día saldrán a la luz, como pasó con los del nacional-socialismo.

Y ya que menciono al hijoeputa de Adolfito y sus técnicas de represión, creo que vale la pena explicar otro aspecto en el que también hay coincidencias con el desgobierno del Fifo: al final de la II Guerra Mundial, cuando las tropas de Eisenhower llegaron a los campos de concentración en Alemania y Austria, no podían creer lo que estaban viendo, es decir, las lomas de cadáveres, las cámaras de gas, los hornos de cremación, los pocos sobrevivientes en los puros huesos con lo ojos saltones y en harapos, sin poderse levantar ni caminar de pura debilidad. Entonces llamaron a periodistas para que tomaran notas y fotos de todos aquellos horrores y poderlos mostrar al mundo. Pero esa acción lleva implícito un hecho: que aquellos abusos no se conocían en buena parte del orbe. Es decir, la propaganda nazi había tenido éxito ocultando tamaño crimen.

La ocultación de la realidad, uno de los lamentables éxitos del Fifo

Pues bien, desgraciadamente hay que decir que la mayoría de los crímenes del Fifo tampoco se conocen. Aunque incapaces de producir un boniato o un puto bistec, los comunistas han logrado engañar a una buena parte del mundo. En eso sí son muy buenos. Incluso toman pose como defensores de los pobres y los abusados por el “desalmado Imperialismo y sus lacayos”.

Opinión de Martí sobre el socialismo. Dos cosas: asombra la claridad del análisis de Martí; y estas palabras destrozan los intentos del Fifo de declararse heredero ideológico del Apóstol.

Opinión de Martí sobre el socialismo. Dos cosas: asombra la claridad del análisis de Martí; y además, estas palabras destrozan los intentos del Fifo por declararse heredero ideológico del Apóstol.

Y de la misma forma que hoy algunos líderes árabes niegan el Holocausto, para la propaganda del Fifo los juicios amañados, los fusilamientos sin procesos justos, los palos a los disidentes, las largas condenas por “peligrosidad predelictiva” y otros delitos absurdos, las palizas en las prisiones, los campos de trabajo forzado para disidentes, maricones y hasta por llevar el pelo largo o ir a misa (UMAP), las torturas en los interrogatorios, las amenazas a civiles para que no salgan de sus casas, las detenciones arbitrarias, los registros sin orden judicial, las intervenciones de teléfonos, las venganzas en las familias de los que se quedan en el extranjero, las delaciones por envidias, las expulsiones de las universidades y los centros laborales por motivos políticos, los castigos por “intento de salida ilegal de país”, los asesinatos disfrazados de “accidentes” o “enfermedades” como los de Laura Pollán y Osvaldo Payá Sardiñas, los muertos en prisiones como Orlando Zapata Tamayo, el derribo de avionetas desarmadas, el  hundimiento de barcos y balsas repletas de civiles, y otros muchos crímenes, son exageraciones de gentes pagadas por la CIA.

Totí. Un famoso refrán cubano reza: "El culpable es el totí" para referirse al caso en donde a alguien lo hacen culpable de todo. Algo así como el culpable por default.

Pájaro Totí. Un famoso refrán cubano reza: “El culpable es el totí” para referirse al caso en donde a alguien lo hacen culpable de todo. Algo así como el culpable por default.

El totí, eterno culpable

Pero además, tienen el descaro de echarle la culpa de sus fracasos a todo el mundo, menos a ellos mismos. ¿Que no hay comida ni medicinas? Se debe al “bloqueo” norteamericano. ¿Que no hay internet? Se debe al “bloqueo” norteamericano. ¿Que no hay jabón, champú ni pasta de dientes? Se debe al bloqueo norteamericano. Todo lo malo se debe al bloqueo norteamericano. O a “la mafia” de Miami. O al sursuncorda, excepto a la asombrosa habilidad de los comunistas para destruír la economía de los países.

Déjenme explicarles que el verdadero bloqueo al pueblo cubano es el que tienen impuesto los comunistas hace más de 50 años. Porque el Fifo puede comerciar con el resto del mundo: Canadá, Francia, España, Alemania, Japón, Israel… Y lo ha hecho, pero él mismo se ha cerrado los créditos PORQUE NO PAGA. Y no hay mejor forma para cerrarse el crédito, que ser mala paga.

-0-

Fifo posando como guerrillero victorioso. Enero 1959.

Fifo posando como guerrillero victorioso. Enero 1959.

El cuento de la Guerra de Guerrillas

La propaganda castrista también ha tenido éxito en ocultar un hecho que para mí es evidente: el fracaso de la doctrina de la guerra de guerrillas como único medio de tomar el poder.

Me explico: Cuando el Fifo triunfó en 1959, inmediatamente intentó exportar guerrilleros a cuanto país se le antojó. La idea central era que aunque la guerrilla no tenía fuerza para derrotar a un ejército regular, si tenía una movilidad superior y eso le daba la ventaja para golpear y huír, ganando en credibilidad hasta que la opinión pública mayoritaria lograra derrotar al gobierno mediante huelgas y protestas que paralizaran al país. Para él, su éxito era la mejor demostración de que la fuerza era el camino a seguir para conquistar al mundo (no hay que olvidar que en su juventud era un furibundo admirador de Alejandro Magno, al punto de aprovechar la oportunidad y agregarse “Alejandro” como segundo nombre a los doce años, cuando por fin su padre lo reconoció legalmente).

Eran los tiempos en que el Che andaba por ahí, pidiendo crear “dos, tres, muchos Vietnam” como medio de “derrotar definitivamente al Imperialismo” y juntando el pulgar y el índice al decir que no había que creer en los capitalistas “ni un tantito así“. Una especie de Trotsky moderno, partidario de la guerra a ultranza.

Sin embargo, a la larga sucedió que casi todos los movimientos guerrilleros fracasaron…

Sobre las razones de este hecho, existen varias versiones. Una de las más creíbles, explica que a esas alturas los rusos temían que la tesis de la guerra de guerrillas diera lugar a una guerra frontal. Ellos sabían mejor que nadie lo que podría suceder en una nueva conflagración nuclear. Ya habían comprendido que era mejor usar técnicas underground para socavar a su enemigo. Y el Che con su cantaleta de la guerra total, les estorbaba.

De manera que hay quien asegura que fue el propio Fifo el que le pasó al ejército boliviano la información sobre la posición del Che para que lo mataran y así congraciarse con Moscú para que le siguieran mandando dinero. También, que el momento en que el Fifo escogió para hacer pública la carta de despedida del Che, en donde menciona aquello de “el concurso de mis modestos esfuerzos” fue el menos indicado porque desató una furibunda cacería humana, siendo que hasta ese momento los gringos no sabían bien dónde estaba el famoso guerrillero argentino. Así que parece que Fifo hizo todo lo posible por que lo mataran, como al final sucedió. Al menos, esa es la versión de Benigno (nombre de guerra de Dariel Alarcón Ramirez), uno de los pocos guerrilleros sobrevivientes de la guerrilla boliviana, hombre de toda confianza del Che, que actualmente vive exiliado en Francia.

No siempre la realidad es tan simple como para explicarse con un par de razones, pero es posible que la guerra de Angola, que fue posterior a las aventuras guerrilleras en Bolivia y otros lugares y en donde el Fifo sí mantuvo un ejército regular (dicen que tuvo hasta 50 mil hombres al mismo tiempo, aunque no puedo asegurar que esta cifra sea cierta) se debió a que las consideraciones estratégicas habían cambiado. Ahora los rusos necesitaban en el Atlántico sur una base para sus submarinos nucleares y aprovechando que las antiguas colonias se estaban desgajando de sus metrópolis y se estaba dando un nuevo tira-y-jala por el continente africano (Angola es rica en petróleo, minerales y diamantes), el Fifo vio la forma de matar dos pájaros de un tiro: por un lado, pagarle a los rusos por los muchos favores y el dinero recibido; y por otro, satisfacer su ego de gran general estilo Alejandro Magno. Pero en definitiva, luego de miles de cubanos muertos, aquello terminó en una especie de empate medio extraño, no en la brillante victoria con que soñaba nuestro Napoleón caribeño. Desilusionador, eh?

Versiones aparte, el hecho era que el “decadente y moribundo” Imperialismo no solamente se resistía a fallecer, sino que les estaba ganando la partida.

Y entonces, sin admitir públicamente el fracaso de su tesis sobre el uso de la fuerza para tomar el poder, cambió de táctica.

Más vale maña que fuerza

Maña vs. Fuerza

Más vale maña que fuerza

Aprendió que era más fácil derrotar al enemigo “desde dentro”. Conocimiento que hubiera adquirido mucho antes si en vez de hacerle caso a su ego, hubiera estudiado a fondo la Historia del Imperio Romano. En fin… al carajo, se equivocó y ya. En definitiva él no fue el que puso el muerto con el asunto de las guerrillas, sino los que le hicieron caso.

Para mí, la nueva táctica está clara. El sistema democrático tiene contradicciones estructurales y el Fifo aprendió muy bien a aprovecharlas: el principio de respeto a todas las opiniones y tendencias es al mismo tiempo el orgullo y el Talón de Aquiles de esa filosofía (y a riesgo de ser considerado repetitivo y pedante, yo diría que otro buen ejemplo de las leyes de la Dialéctica).

Una vez puesto en práctica, el nuevo plan resultó incluso más barato y menos arriesgado que andar manteniendo guerrilleros y soldados en casa del carajo: Engañando, diciéndole a la gente lo que quiere oír y utilizando los propios mecanismos democráticos, hacerse con el mando.

Y una vez logrado, desmontar minuciosamente dichos mecanismos y sustituírlos por un desgobierno de izquierda que destruya las leyes y reglas que permitieron su ascenso, con el claro propósito de perpetuarse en el poder.

Es lo que han hecho en Venezuela, Bolivia, Brasil, Argentina, Ecuador, Nicaragua…

Claro, para que este mecanismo funcione adecuadamente, ayuda que la derecha le falle a la gente, para dar lugar a que miren a la izquierda como solución a sus problemas. O sea, digamos que aunque no imprescindible, esa condición “aceita” el método para que funcione mejor.

Pero es que la derecha SÍ le falla a la gente. Es decir, en muchísimos lugares durante años y años, los gobiernos de derecha no han solucionado los principales problemas (drogas, corrupción, impunidad, justicia, salud, educación, trabajo…). Y la gente se cansa y vota por el que les promete castillos de caramelo.

Y para cuando vienen a darse cuenta de que el  supuesto remedio resultó peor que la enfermedad, ya es demasiado tarde…

-0-

Switch eléctrico de cuchilla. Sólo tiene dos estados posibles: conectado o desconectado.

Switch eléctrico de cuchilla. Sólo tiene dos estados posibles: conectado o desconectado.

La realidad binaria

Otra de las exitosas técnicas utilizadas por la propaganda del Fifo consiste en lo que pudiéramos llamar la realidad binaria:

El asunto comienza por escoger un par de situaciones en donde “el enemigo” haya cometido algún abuso o error, algo innegable e imposible de justificar desde los estándares morales vigentes, y cuya inevitabilidad o justificabilidad sea indefendible. Vaya, un par de “trapitos sucios” (y desgraciadamente, TODOS tenemos trapitos sucios).

Luego, nos olvidamos de las cosas buenas de nuestro enemigo, exageramos sus defectos y lo pintamos como alguien que sólo comete ese tipo de actos despreciables. Entonces, la certeza de culpabilidad en los dos ejemplos escogidos se extrapola hasta el infinito: nuestro enemigo es incapaz de producir otra cosa que actos malévolos. Punto.

Cualquier intento por parte de un infeliz despistado de exponer algún aspecto más agradable del enemigo, es identificado inmediatamente como un intento de apoyo a los actos reprobables del mismo y por lo tanto es descalificado y tildado de ruin y cobarde.

El corolario de tal esquema mental -ayudado por cierta humana tendencia a usar lógica binaria- es evidente: si tú eres el malo, entonces yo soy el bueno.

Y por lo tanto si alguien no está a favor mío, está en mi contra y es de los malos. Está claro?

-0-

Pongo un ejemplo: los Estados Unidos han invadido militarmente y en repetidas ocasiones a muchas naciones. A México al menos un par de veces, a República Dominicana otro tanto, a Panamá también, y por supuesto, invadieron a Cuba cuando la guerra Cubano-Hispana-Norteamericana. Esos son hechos históricos que no pueden negarse. Además, difícilmente tales invasiones se pueden justificar desde un punto de vista que tenga en cuenta principios democráticos y de respeto (la guerra NO es precisamente la concreción de las mejores ideas del Hombre). Pues bien, de ahí se agarra el Fifo para decir que el gobierno de EU siempre hace lo mismo, es decir, siempre utiliza la fuerza para lograr sus objetivos.

Sin embargo silencia y no dice ni jota, por ejemplo, de que la independencia de Cuba y la existencia de Panamá como república dependieron de los EU, al menos indirectamente. Porque en el caso cubano, los mambises ya habían librado la Guerra de los 10 Años (1868-78) que no logró su objetivo, y llevaban otros tres años (1895-98) de una nueva guerra que tampoco estaban ganando. Y cuando EU se metió por el medio, los españoles sólo resistieron unos meses antes de ser derrotados. Luego EU al menos nos dió una ayudadita en el asunto de la independencia, no? Interesada, está bien, pero ayudadita al fin y al cabo. En cuanto a Panamá la propia existencia de la República -que hasta ese momento era territorio de Colombia- está ligada al interés de EU por controlar el itsmo por la importancia estratégica del nuevo Canal que deseaban construír. Así que casi casi podemos decir que Panamá es un invento gringo.

Además, el Fifo silencia que a pesar de haber realizado tales invasiones y de todos sus problemas, EU es un país en donde la justicia, la democracia y las libertades fundamentales funcionan -sin llegar a ser perfectas- muchísimo mejor que en casi todo el resto de las naciones americanas y de otras muchas regiones del orbe. Al punto, de que casi todo el mundo se quiere ir para allí, incluyendo a muchos de los que los critican.

-0-

Escudo de la República de Cuba

Escudo de la República de Cuba

El monopolio de la cubanía

Redondeando este paseo por las técnicas de la propaganda castrista, no podría dejar de mencionar el monopolio de la cubanía.

Consiste en asumir que cualquier acción u opinión del desgobierno cubano (entiéndase el Fifo) es la opinión o la acción de “Cuba” o de “los cubanos” así a secas, como si fuera perfectamente natural identificar los argumentos de un loco asesino con los de todo un pueblo.

Además, intenta descalificarnos usando el argumento de que nosotros, los exiliados, no tenemos derecho a opinar porque “abandonamos” la Isla. Como ya no vivimos allí, no “sabemos” lo que pasa y por lo tanto no podemos opinar… A eso yo le contesto diciendo que muy probablemente los que no conocen bien la realidad de la Isla son los que viven en ella, porque la prensa no publica una sola noticia sin estar aprobada por la censura (para ser periodista de plantilla en Cuba, la primera condición es que seas un lambiscón del gobierno). Nosotros, los que vivimos afuera, estamos muchísimo mejor enterados de lo que pasa en nuestro país natal. En Cuba, las noticias de verdad son transmitidas por “Radio Bemba”, es decir, por el hablar de la gente, como en la Edad Media.

También utiliza algo parecido a una lógica inversa, cuando trata a los cubanos que logramos emigrar como si ya no perteneciéramos a la categoría de “cubanos”. Los que emigramos somos gusanos, apátridas, mafiosos… lo que sea, pero no cubanos. Así intenta quitarnos representatividad. En su esquema mental mal intencionado y amoral, nosotros no representamos a Cuba.

O sea Cuba es él, y quien lo siga.

Pues no, Fifo. De la misma forma que sería un error decir que todos los alemanes son nazis, o que todos los habitantes del Medio Oriente son terroristas o fundamentalistas islámicos, tampoco todos los cubanos somos fidelistas. Pero nunca hemos dejado de ser cubanos, aunque vivamos en el Polo Norte.

En realidad, y a pesar de todas las dificultades para ello, una quinta parte de la población cubana, ha logrado escapar de la Isla. Eso da bastante que pensar. Si fueran ciertas las bondades que tanto pregona el desgobierno del Fifo: la salud pública y la educación gratis, ¿cómo entonces se puede explicar que tanta gente haya decidido arriesgar su vida o dejar atrás su patrimonio con tal de escapar de tal paraíso? ¿Somos dos millones de locos, o hay alguna otra razón para semejante conducta?

Incluso muchos hijos de dirigentes de primera línea, residen en el extranjero. Lo cual no habla muy bien de su papel como cabeza de familia, porque ni siquiera han logrado convencer a su parentela de permanecer fiel a la causa.

El día que gracias a un puente este cartel se haga realidad, veremos si queda alguien en Cuba. Mientras no sea así, no habrá certeza sobre cuántos cubanos desean emigrar sin manifestarlo abiertamente.

El día que gracias a un puente este cartel se haga realidad, veremos si queda alguien en Cuba. Mientras no sea así, no habrá certeza sobre cuántos cubanos desean emigrar sin manifestarlo abiertamente.

Evidentemente, a falta de votaciones reales, la gente está votando con los pies.

Y de los ~11-12 millones de personas que aún quedan en la Isla, habría que averiguar cuántos tienen el deseo de emigrar pero no han encontrado la manera de hacerlo.

Fuga de cerebros

Fuga de cerebros

Robo de cerebros

Y esto último tiene que ver con lo del robo de cerebros. Consiste en quejarse amargamente porque según el Fifo, luego de que su desgobierno invierte ingentes cantidades de dinero y recursos en la educación del pueblo, viene el Imperialismo y se roba a los más capacitados.

No, Fifo. Nadie se roba los cerebros. Se van ellos solitos, por su propio pie. Porque tú, con tanta prohibición y dictadura, les impides florecer como ser humano. Y naturamente, no se van todos, sino los que consiguen una vía de hacerlo. Que por eso mismo, son los más hábiles, los más arriesgados, los menos conformistas, los menos mansos… Resumiendo, los más inteligentes.

En fin, que la sociedad cubana se ha ido filtrando a través de los años, en donde los que se quedan son los que no encuentran como largarse. Es decir, los menos  hábiles. Y eso en buena medida, contribuye al fracaso de la economía.

Aunque no es lo único, porque también ocurre el fenómeno inverso: los menos hábiles disfrazan su incompetencia debajo de su papel como partidarios incondicionales del gobierno, y de esa forma llegan a ocupar los puestos de dirección, lo cual también redunda en detrimento de la economía porque está regida por los más brutos.

Aclaro -para que no queden dudas de a qué me refiero- que el apoyo a la gente que dice ser fidelista unido al acoso a los que dicen no serlo, ES UNA POLÍTICA DE ESTADO, bien establecida por las leyes del Fifo. Por ejemplo, “La universidad es para los revolucionarios” es una consigna muy utilizada para botar a los disidentes de la universidad.

No hay mejor receta para quedarse con lo peor.

En resumen: Fifo, me recuerdas a Chacumbele (completo el refrán para los que no sean cubanos: “…que él mismito se mató”).

Moral en la Cuba castrista

Moral en la Cuba castrista

La inversión de la pirámide de prestigio social

No puedo terminar de hablar sobre los “logros” de la Revolución del Fifo, sin mencionar la inversión en la escala de valores sociales. Chistes léperos, del tipo que se ve en el cartel que encabeza este párrafo, hay a montones. Lo malo, lo terriblemente malo, es que se refieren a algo cierto.

Antiguamente, las profesiones de ingeniero, médico, abogado, etc, estaban en la cúspide de la pirámide de prestigio social. Hoy están en el fondo. Y las profesiones de portero, barman, mucama, chofer, etc, de un hotel para extranjeros, son las que están en la cima. La razón es obvia: esos oficios entran en contacto directo con los “fulas”, o sea, los dólares, a través de las propinas que los turistas les dan.

En segundo lugar en la nueva escala social, están los carniceros, los bodegueros o tenderos y cualquier otro oficio que por su naturaleza maneje carne, leche, huevos, o también cemento, materiales de construcción, en fin, cualquier material deficitario e imprescindible. No tengo que decir porqué: todos estos oficios permiten con relativa facilidad robar el tipo de objeto que manejan, para venderlo en bolsa negra y paliar los efectos de la escasez.

En contraposición, los ingenieros, abogados, médicos, etc, solamente reciben su sueldo en pesos, una moneda sin ningún valor. No tienen nada que robar, ni nadie que les de dólares. De ahí que el prestigio social de tales profesiones, sea casi nulo.

Les hablo de un caso que conocí personalmente y que ejemplifica muy bien el fenómeno al que me refiero: el jefe de los servicios quirúrgicos del Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología, lugar en el cual trabajé durante unos 20 años antes de lograr escapar de la Isla, ya no hace cirugía, no. Terminó como chofer de taxi para extranjeros, y así ganaba mucho más que cuando trabajaba como cirujano.

¡Tantas veces se llenó la boca el Fifo hablando de que Cuba había dejado de ser el prostíbulo de los yanquis, para ahora verla convertida en el prostíbulo de los canadienses, los españoles, los franceses…! Incluso ha surgido un tipo de prostituta especial, que se acuesta sólo con extranjeros: la jinetera. Y no están en el fondo de la escala social…

Evidentemente, vivir en un país así es vivir en un lugar sin futuro.

-0-

De manera que Batista era un ladrón y un asesino, ok, pero el Fifo ha resultado mucho peor.

Ahora, explicada ya mi visión de la realidad cubana lo mejor que pude, hablemos sobre el cambio de política que Obama y el Papa Francisco han propiciado.

***

Lauzán tiene muchas caricaturas geniales, pero creo sinceramente que ésta es la mejor. Para los pocos que no la entiendan: el dominó es el entretenimiento nacional; los jugadores son Raúl -con tipito de chulo o padrote-, Obama, el Papa Francisco, y el pueblo cubano; Raúl le ordena a Cuba: "Tú agachá" que quiere decir jugar sin mostrar iniciativa, sin agresividad, ayudando a tu compañero (que en este caso es Raúl); "Questo es mío" significa que tiene un buen grupo de fichas y que muy probablemente ganará el juego. Obama -disfrutando un tabaco habano y con un collar atributo de santería con los colores de Babalú Ayé (deidad yoruba que sincretiza en San Lázaro, al que los perros le lamen los pies)- abre el juego con el doble blanco, una ficha muy controversial y que te obliga a seguirlo. El Papa -con una pulsera de Oshún (deidad yoruba que sincretiza en la Virgen de la Caridad del Cobre, la Patrona de Cuba)- lo ayudará porque es su compañero de juego. Más simbolismos, ni en la mismísima Biblia. ¡Lauzán, te la comiste, compadre!

Lauzán tiene muchas caricaturas geniales, pero creo sinceramente que ésta es la mejor. Para los pocos que no la entiendan: el dominó es el entretenimiento nacional; los jugadores son Raúl -con la guerrera abierta y tipito de chulo o padrote-, Obama, el Papa Francisco, y el pueblo cubano simbolizado por la rubia con la camiseta roja; Raúl le ordena a Cuba: “Tú agachá” que quiere decir jugar sin mostrar iniciativa, sin agresividad, ayudando a tu compañero (que en este caso es Raúl); “Questo es mío” significa que tiene un buen grupo de fichas y que muy probablemente ganará el juego. Obama -disfrutando un tabaco habano y con un collar atributo de santería con los colores de Babalú Ayé (deidad yoruba que sincretiza en San Lázaro, al que los perros le lamen los pies)- abre el juego con el doble blanco, una ficha muy controversial y que te obliga a seguirlo. El Papa -con una pulsera de Oshún (deidad yoruba que sincretiza en la Virgen de la Caridad del Cobre, la Patrona de Cuba)- lo ayudará porque es su compañero de juego. Más simbolismos, ni en la mismísima Biblia. ¡Lauzán, te la comiste, compadre!

“Es mejor un mal arreglo, que una buena guerra”

De acuerdo, la paz es muchísimo mejor que la guerra. El problema está en que no creo que con el nuevo trato alcancemos la paz.

Más bien, lo que van a lograr es fortalecer la tiranía del Fifo. O sea, más guerra.

Porque ni Obama ni el Papa han exigido claramente como condición para restablecer las relaciones, que el desgobierno cubano cambie su política de pisotear los Derechos Humanos de su gente.

Damas de Blanco, armadas con peligrosísimos gladiolos blancos, caminando por el camellón central de la Quinta Avenida en Miramar, La Habana, Cuba.

Damas de Blanco, esposas o madres de presos políticos del Fifo, fuertemente armadas con “peligrosísimos” gladiolos blancos, caminando luego de asistir a misa por el camellón central de la Quinta Avenida en Miramar, La Habana, Cuba, para exigir la liberación de sus esposos e hijos.

Es más, me parece que ya hay claros ejemplos de que los comunistas NO van a cambiar. Ya van 26 fines de semana seguidos en que a las Damas de Blanco las golpean a la salida de la misa en la iglesia de Santa Rita, en Miramar, por el sólo hecho de asistir a misa.

Golpear a mujeres “armadas” con un peligroso gladiolo blanco, no me parece un buen comienzo de reconciliación, no creen?

Y las tres personas que trataron de acercarse al Papa durante su reciente visita a Cuba, siguen arrestadas y acusadas de “atentado”, algo totalmente absurdo. Si todos los que quieren acercarse al Papa o a otro líder mundial fueran tratados como esos tres infelices cubanos, no alcanzarían todas las prisiones del mundo para encarcelarlos.

Creo que el perdón es algo que nos acerca al ideal de los mejores valores humanos. Pero también sé que hay gente con su mente tan torcida que cuando son perdonados lo interpretan no como muestra de humanidad, sino de debilidad del que otorga el perdón. Y no se sienten agradecidos o arrepentidos, sino vencedores. Su psiquis es la de un matón de barrio, no la de un ser humano normal.

A ese tipo de gentes, no se las puede perdonar.

Por ejemplo, el efecto de haberle regalado los Sudetes a Hitler y no haber reaccionado ante la anexión de Austria -lejos de aplacarlo- fue envalentonarlo y animarlo a seguir exigiendo estupideces. Los pactos de no agresión que celebraron los ingleses y los rusos con él, fueron papel mojado y para lo único que sirvieron fue para darle tiempo de prepararse para la guerra.

Me asombra ver cómo el mundo comete los mismos errores una y otra vez…

Trato entre Obama y Castro

Trato entre Obama y Castro.

Estoy de acuerdo con la idea de Obama de que si una medicina fue aplicada a un enfermo durante 50 años y no surtió el efecto deseado, hay que cambiarla urgentemente. Lo que no entiendo es que la solución sea quitar la medicina y sustituírla por NINGUNA OTRA. Que es lo que ha hecho al restablecer relaciones sin exigir nada a cambio.

La razón por la que el Fifo (o su hermanito) han aceptado el trato con su archienemigo de toda la vida no es que quieran cambiar, es que necesitan urgentemente el dinero que ya no reciben de Venezuela ni de Rusia. Pero NO están dispuestos a ceder ni un milímetro en su dictadura, y así se lo han hecho saber a Obama y al mundo.

Luego en mi opinión la única consecuencia del restablecimiento de relaciones, de la apertura de créditos y de los viajes de turistas norteamericanos a la Isla, o de la posible suspensión del embargo o de la Ley de Ajuste, será que el Fifo tendrá más dinero para comprar equipos antimotines y de espionaje, lo cual hará mucho más difícil sacarlo del poder.

Hay quien dice que Obama no le está apostando a los vejetes que aún detentan el poder en Cuba -que lógicamente se morirán pronto- sino a la siguiente generación, a la cual conquistará a base de cañonazos de hamburguesas y Benjamines (billetes de 100 dólares), en vez de balas y pleitos.

Porque Cuba es un mercado prácticamente virgen de unos 10 millones de personas que necesitan con urgencia desde calcetines hasta automóviles. Ése sería el verdadero móvil de Obama.

Lo cual podría ser cierto, pero entonces está el problema moral. Tú estarías de acuerdo en mantener tratos con el asesino de tu padre? Yo no.

El pragmatismo de la política exterior gringa los ha llevado a mantener relaciones con decenas de dictadores despreciables: Batista, Somoza, Stroessner, Trujillo, Pinochet, el Sha de Iran, hasta con Gadafi y Bin Laden anduvieron de amiguitos… la lista es grande. Le dicen diplomacia, aunque yo lo llamaría distinto. Creo que a la larga, la política de “our son of a bitch” ha servido más para desprestigiarlos que para otra cosa. Deberían de aprender a respetarse a sí mismos, digo yo. Porque para explicarlo con el sabroso caló cubano: entre tantas puterías, terminas de puta.

Ya el prestigio de Obama no está muy limpio que digamos como para andar haciendo tratos arriesgados con el diablo. Por ejemplo, está el asunto de Benghazi, en donde no supo -más bien, no quiso- defender a su propio cónsul que deseperado reclamaba ayuda, dejándolo a su suerte ante un ataque de fundamentalistas islámicos, que terminaron matándolo. Mira tú, debo ser muy bruto, porque yo pensaba que en el código militar, abandonar a un subalterno a su suerte teniendo medios para defenderlo, era traición. Pero no, debo estar equivocado, porque sino habría que pensar que el presidente de Estados Unidos cometió traición y nadie tuvo los huevos para comenzar un juicio de impugnación. Y eso, claro está, es inconcebible, verdad?

También podríamos pensar en aplicarle su propia medicina con el asunto ese de los 50 años: ¿porqué, si la prohibición al tráfico de drogas no ha dado resultado durante 50 años sino que ha propiciado el surgimiento de mafias que han desestabilizado política y económicamente a medio mundo, no la han suspendido? Será porque en el fondo les conviene el trasiego de dinero que genera dicha prohibición? Pero eso, en buen español, es ser cómplice de un despreciable crimen.

O qué decir de las promesas para castigar a los responsables de la crisis financiera del 2008? No que había que cambiarlo todo? Pues vaya manera de cambiar, porque no has castigado a ninguno de ellos. Es más, los has encumbrado a posiciones de mando muy importantes dentro del sistema financiero mundial. Ni a Greenspan, ni a Bernanke, ni a Paulson… en fin, a nadie. Y eso, para decirlo sin tapujos, es ser un miserable mentiroso y encubridor.

Así que no me vengas ahora a querer posar como pacifista en el problema cubano. ¡Respeta a mis muertos, carajo!

-0-

El Papa Francisco visitando al Fifo

El Papa Francisco visitando al Fifo en su casa del Punto Cero. Septiembre 2015

Dios los cría… y ellos se juntan

En cuanto al Papa Francisco también tengo un par de cosas que decir.

En primer lugar, creo que debo hablar sobre el prestigio de la organización que encabeza. O sea, la Iglesia Católica. No es que yo sea agnóstico y por ello no la respete, no. Es que yo no he matado a nadie, y la Iglesia Católica sí ha matado a infinidad de infelices a lo largo de sus 20 siglos de existencia, sin el menor empacho y utilizando métodos tan crueles que hacen parecer piadosos los asesinatos de la mafia.

Aquí en el DF cualquiera que tenga estómago para ello, puede entrar en el Museo de la Inquisición y ver los instrumentos de tortura que utilizaban. Por ejemplo, el potro, una especie de cama que tiraba de tus brazos y piernas en direcciones opuestas hasta que literalmente los arrancaban de tu tronco, en medio de los gritos de dolor del torturado. O los ganchos para colgarte de las manos pero con las muñecas amarradas a tu espalda para que el peso de tu propio cuerpo te zafara los brazos de la articulación de los hombros. O los asientos con largas púas de hierro, en donde te hacían sentar de manera que las púas te penetraban por las nalgas, los muslos y el ano como cuchillos afilados (una variante de los empalamientos de Vlad el Empalador). O el instrumento en forma de pera que te metían por la vagina o el ano para luego abrirlo como sombrilla dentro de tí, y que te detrozara los intestinos. O las pinzas para arrancarte las uñas una a una. Y qué decir de la hoguera, en donde sencillamente, te quemaban vivo?

Y ese horror estuvo funcionando hasta hace menos de 200 años. El último ejecutado, esta vez por piadoso ahorcamiento -el 31 de Julio de 1826, en Valencia- fue Cayetano Ripoll un maestro de escuela catalán que cometió el indescriptible crimen ¡de no llevar a sus alumnos a misa!.

Aclaro que esos asesinatos no fueron cometidos a título personal por individuos desequilibrados que por azar pertenecían a la institución. Eso siempre podría suceder, y no desacreditaría necesariamente a la misma, siempre que los criminales fueran detectados y castigados. Esos miles de asesinatos fueron avalados por la Iglesia, la cual implementó los Tribunales Inquisitoriales, que trabajaban dentro de un marco “legal” establecido con toda propiedad por los Papas, que manejan la iglesia como a un ejército, exigiendo obediencia absoluta. Al punto que a las sesiones de tortura siempre concurría un notario que “daba fe” de tanto horror como si estuviera certificando un traspaso de propiedad o cualquier otro trámite rutinario. No puedo concebir mayor canallada.

Además, la Iglesia Católica es responsable de haber mantenido en una gran parte del mundo y durante unos 1000 años, el régimen conocido como “Oscurantismo Medieval” en donde sencillamente se perseguía la razón y la ciencia como si fueran un crimen, y se exaltaba la fe ciega y el fanatismo. El caso de Galileo con su framosa frase -dicha en voz baja al salir de su juicio ante los tribunales de la Inquisición que lo acusaban de propagar la idea de que la Tierra no era el centro del Universo- “Eppur si muove“, ha quedado para la Historia como un ejemplo imborrable de hasta donde pueden llegar la estupidez y la maldad humanas.

Mientras tanto, los Papas se dedicaban alegremente a coger -y no es que coger sea malo sino al contrario, pero ellos se lo prohibían a sus subalternos porque decían que era pecado-, a envenenarse entre ellos, a acumular riquezas hasta límites obscenos y a vender “Indulgencias Plenarias”, o sea, papelitos firmados por Sus Santidades que certificaban que cuando tú murieras, ibas directo al Paraíso. Vaya, una especie de Fast Pass para entrar a Disneyworld. Que fue exactamente lo que colmó la paciencia de Lutero, el que comenzó la Iglesia Protestante.

Puntualizo que todos esos crímenes no pertenecen a un pasado remoto de la Iglesia, a un período vergozoso pero ya superado. No, la Iglesia Católica sigue en las mismas. Ahí les van un par de ejemplos:

Cardenal Pacelli (aún no era Papa Pio XII), firmando en 1933 el famoso "concordato" con los nazis, en donde la Iglesia Católica reconocía y hacía negocios con la Alemania de Hitler.

Cardenal Pacelli (aún no era Papa Pio XII), firmando en 1933 el famoso “concordato” con los nazis, en donde la Iglesia Católica reconocía y hacía negocios con la Alemania de Hitler.

Dime con quién andas… y te diré quién eres

En la foto superior se ve al Secretario de Estado del Vaticano, Cardenal Pacelli (luego Papa Pio XII) firmando en 1933 -cuando Hitler ya era Canciller de Alemania- el famoso “concordato“, por orden de Su Santidad Pío XI. Cualquier sospecha de que el objetivo de los nazis de acabar con los judíos y los comunistas coincidía con el deseo de los jerarcas de la Iglesia Católica de destruír a dos de sus enemigos ideológicos más peligrosos y de paso apropiarse de sus riquezas, NO es pura coincidencia.

Y para el que todavía tenga dudas del involucramiento de la Iglesia Católica con los nazis, aquí les van otras fotos:

Hitler y Pio XII

A mí me da vergüenza ajena ver esta foto, verdad?

Heil Hitler. Sacerdotes haciendo el saludo Nazi en un encuentro de la Juventud Católica en el estadio de Berlin-Neukolln en agosto de 1933.

¡Heil Hitler! Sacerdotes haciendo el saludo nazi en un encuentro de la Juventud Católica en el estadio de Berlin-Neukolln en agosto de 1933.

Y una última:

El Papa Benedicto XVI cuando joven, vestidito con el uniforme de las Juventudes Hitlerianas, algo equivalente a estar vestido con el uniforme de los Jóvenes Comunistas

El Papa Benedicto XVI cuando joven, vestidito con el uniforme de las Juventudes Hitlerianas, algo equivalente a estar vestido con el uniforme de los Jóvenes Comunistas.

De manera que Benedicto XVI perteneció a las Juventudes Hitlerianas! Y dicen que luego, de mayorcito, manejó una batería antiaérea en el ejército alemán. Los defensores -siempre existen lameculos- aducen que en ese tiempo TODOS los niños tenían que pertenecer a las Juventudes Hitlerianas. Ok, de acuerdo. Pero coño, los miembros del Colegio Cardenalicio no hubieran podido votar por alguien con un pasado más limpio? Porque lo que hicieron fue como escoger para Madre Superiora del Convento de las Hijas de María, a una madama de La Merced: aunque estuviera redimida y arrepentida, siempre quedaría la duda, mmmm… verdad?

Para que quede bien claro: aunque no afirmo que TODOS los curas católicos sean malos de opereta, sí opino que la institución a la que pertenecen es una organización criminal que merece todo mi desprecio. Y las disculpas que han ofrecido los Papas no me convencen. Por cierto, la del caso Galileo, “solo” tardó unos 300 años en llegar… incluso todavía hay curitas por ahí que intentan convencer a la gente de que Galileo “se pasó de la raya para la época” con su teoría heliocéntrica. O sea, que el culpable fue él. La de los curas pederastas tardó un poco menos, pero el tamaño de los crímenes de la Iglesia Católica no amerita disculpas, sino el castigo y humillación de los culpables y la desaparición de la organización, igual a como se hizo con el nazismo. Lo cual me lleva al siguiente tema:

-0-

El problema de porqué mucha gente sigue siendo católica a pesar de todos estos hechos, es una pregunta interesante que me hago a mí mismo todos los días. Creo que una buena parte lo hace por ignorancia. Pero además, pienso que como otros muchos animales, tenemos codificado en nuestros genes la orden de “seguir al líder”, la cual tiene alguna utilidad para la protección de las especies. Es lo que hace que se formen las manadas de bisontes, los cardúmenes de peces, los partidos políticos, y las religiones. Y ese instinto difícilmente nos lo quitaremos de encima.

Aunque en honor a la verdad, no todas tienen tan mala fama. Tengo entendido que la Iglesia Ortodoxa ha jugado un papel mucho más respetable que la Católica. Por ejemplo, Bulgaria estuvo dominada por los turcos durante casi 500 años y sin embargo la cultura búlgara sobrevivió a tan larga prueba porque se refugió en la religión ortodoxa. Los popes, aún a riesgo de sus vidas y oficiando en iglesias clandestinas, lograron mantener vivo el espíritu de raza y los valores culturales del pueblo búlgaro. Y eso se agradece, desde luego.

Algo parecido creo que está pasando actualmente en Ucrania: los espasmos imperiales de Putin alimentan unas guerrillas pro-rusas que mantienen el país bordeando la guerra civil, y creo que los popes ucranianos han jugado un papel muy valiente defendiendo a su pueblo.

Lo cual no tiene nada que ver con el papel jugado por la Iglesia Católica en el problema cubano.

Titular de periódico cubano de septiembre de 1961, cuando el Fifo expulsó de la Isla a casi todos los sacerdotes católicos.

Titular de un periódico cubano publicado en septiembre de 1961, cuando el Fifo expulsó de la Isla a casi todos los sacerdotes católicos.

No hay peor cuña que la del mismo palo

El Fifo y la Iglesia Católica tienen una larga y complicada historia de amor-odio.

Los jesuítas del Colegio de Dolores en Santiago de Cuba tienen el dudoso honor de haber educado al Fifo en sus primeros años allá por los 30, junto a su hermanito Raúl. Me imagino que aparte de sacar cuentas y conjugar verbos, ahí aprendió unos cuantos trucos para manipular gente.

Muchos años después, en 1953, cuando el ejército de Batista lo tenía rodeado luego del fracasado ataque al Cuartel Moncada, el que le salvó la vida fue el obispo de Santiago de Cuba, Monseñor Perez Serantes. Porque el Fifo se hizo fotos con él antes de entregarse, para que el ejército no pudiera matarlo a sangre fría y luego decir que había muerto en combate.

Las relaciones, sin embargo, se estropearon a partir de 1959, cuando tomó el poder: parece que su egoísmo a ultranza y su deseo de controlarlo todo -incluído el corazón de la gente-, unido a la intervención de los colegios privados -uno de los principales negocitos de los curas-  provocó en la jerarquía eclesiástica el temor a perder su posición de liderazgo entre el pueblo cubano. Entonces, muchos curas comenzaron a predicar en contra del comunismo. Que en esos tiempos, era como predicar en contra del Fifo.

En respuesta, el Fifo expulsó del país a la mayor parte de los sacerdotes y comenzó una guerra a todo lo que oliera a santo. Si te bautizabas, era malo. Si te casabas por la iglesia, era malo. Si ibas a misa, era malo. Si expresabas en público que creías en Dios, era malo. Las iglesias eran cerradas o permanecían semivacías, si acaso con unos pocos viejos, porque la gente tenía miedo de perder sus trabajos o que te botaran de la escuela. Era la época de los campos de trabajo forzado, las famosas UMAP, a donde podías ir a parar en lo que un mono se rasca un ojo. En aquellos campamentos -uno de los muchos crímenes de Castro- estaban revueltos disidentes, maricones, delincuentes y religiosos. Todos cortando caña de sol a sol, vigilados por guardias armados con armas largas, y sin saber siquiera hasta cuándo ibas a estar ahí. Mucha gente se cortó los tendones con los machetes con tal de pasar unos días en la enfermería. Otros se volvieron locos. Otros, sencillamente, se suicidaron.

Esa situación duró varios años. Sin embargo, poco a poco los odios fueron aplacándose. Me imagino que la Iglesia comprendió que no era inteligente “pelearse a las patadas con Sansón“, como dicen en México. Y el Fifo comprendió que era mejor tener de aliados a unos tipos que habían sabido mantenerse a flote durante 20 siglos. Alguna habilidad debían de tener para haber logrado algo así, no?

Además, si los tenía como amigos le ayudarían a mantener a raya a los revoltosos en vez de soliviantárselos. Una especie de simbiosis ideológica entre la Iglesia Católica y el desgobierno del Fifo. De manera que comenzaron a penetrarse mutuamente. Agentes comunistas infiltrados entre los curas, y agentes del Vaticano infiltrados entre los comunistas. Algo relativamente común en ese mundo de bajezas y traiciones.

Militares cubanos asistiendo a una misa por la salud de Chávez, cuando éste todavía vivía. Hace muchos más años, estos mismos tipos se cansaron de meter presos a la gente por el delito de decir que creían en Dios.

Militares cubanos asistiendo a una misa por la salud de Chávez, cuando éste todavía vivía. Hace muchos más años, estos mismos tipos se cansaron de meter presos a jóvenes y viejos por el “delito” de decir que creían en Dios.

Hoy en día, vemos lo que ha pasado: tres Papas han realizado visitas oficiales a la Isla. Hemos visto a generales del ejército y a miembros del Partido Comunista con los ojos rojos de llorar, rezando, encendiendo velas y asistiendo a misas por la salud de Chávez. Y a Jaime Ortega Alamino, el actual arzobispo de la Arquidiócesis de La Habana y jefe de la Iglesia en Cuba, que fue uno de los que estuvo cortando caña en la UMAP, decir que “aquello no fue tan malo y que le sirvió para formarse como hombre”. ¡Alabado sea el Señor!

Sus palabras me recuerdan a esas mujeres que reciben golpes de sus maridos y que gritan y se quejan hasta que llega alguien a defenderlas. Entonces se vuelven en contra del defensor y le dicen algo parecido a “¿Quién eres tú para meterte?, ése es MI marido y es el único que puede golpearme!”.

Resumiendo: la actitud de la Iglesia Católica en el caso cubano, por cobarde y traidora a su propio pueblo, me da asco.

Papa Francisco y Damas de Blanco siendo vejadas por los esbirros del Fifo

Montaje fotográfico que muestra al Papa Francisco saludando al pueblo cubano, al mismo tiempo que las Damas de Blanco están siendo golpeadas y vejadas por los esbirros del Fifo por pedir libertad para los presos políticos. ¡Qué ejemplo de solidaridad con su grey!

Pancho, HIJOEPUUUUUUUUUTA!

Habiendo ya situado a la Iglesia Católica en el lugar que se merece, hablemos del Papa Francisco en particular.

El hecho de que haya visitado a Fidel y a Raúl y no se haya reunido siquiera con uno de los disidentes que son apaleados todas las semanas por el delito de asistir a misa y pedir libertad, da una medida de su despreciable moral. Muy caritativo y pacifista, pero sólo con los que le conviene porque le pueden dar prebendas y migajas para su organización. Incluso, cuando ya estaba fuera de Cuba y un periodista le hizo la pregunta de porqué no había visitado a algún disidente, le contestó molesto que como Jefe de Estado él no estaba obligado a hacer visitas de cortesía. Algo absurdo, porque la que le hizo al Fifo era eso mismo. (¡Pancho, no digas mentiras, que te vas a condenar!)

Autoretrato de El Sexto, realizado en la prisión de Valle Grande, abril de 2015.

Autoretrato de El Sexto, realizado en la prisión de Valle Grande, abril de 2015.

También podría haber visitado algún preso como Danilo Maldonado, conocido por el sobrenombre artístico de “El Sexto”, que está preso sin juicio desde hace casi un año, por el tremendo delito de querer (ojo, no lo hizo, sólo lo intentó) soltar en el Parque Central un par de puercos con los nombres de Fidel y Raúl pintados en el lomo. Por cierto, el muchacho está actualmente en huelga de hambre porque ni le hacen juicio, ni lo sueltan. Ojalá y no muera, porque en ese caso la Iglesia Católica y el Papa Francisco en particular, tendrían otro cadáver en su conciencia. Uno más.

-0-

Che Guevara: El odio como factor de lucha

Che Guevara: El odio como factor de lucha

El burro hablando de orejas

No puedo terminar este ya largo artículo, sin referirme a un asombroso fenómeno que últimamente está teniendo auge.

El siguiente párrafo está tomado de uno de los más famosos escritos del Che: “Crear dos, tres… muchos Vietnam“, publicado en la Revista Tricontinental el 16 de abril de 1967 y que se ha convertido en su principal herencia ideológica:

El odio como factor de lucha; el odio intransigente al enemigo, que impulsa más allá de las limitaciones naturales del ser humano y lo convierte en una efectiva, violenta, selectiva y fría máquina de matar. Nuestros soldados tienen que ser así; un pueblo sin odio no puede triunfar sobre un enemigo brutal.

De manera que el Che predicaba el odio irrestricto al enemigo como la mejor manera de triunfar. Y nosotros, francamente, aprendimos muy bien la lección. Tan bien, que Cuba se convirtió en una gran fábrica de odio: odiar al vecino, al hermano, al disidente, al gusano, al Imperialismo y sus lacayos. Tirarle piedras, huevos, mierda, insultarlo, amenazarlo, pegarle, matarlo, se convirtió en el pan nuestro de cada día. Y así, durante 50 años.

Repito bien claro: Durante 50 años, los fidelistas predicaron lo que muy bien pudiéramos llamar La Gran Apología del Odio.

Y ahora resulta que a los que decimos que no nos gusta esta reconciliación que más bien es capitulación, ¡NOS CRITICAN POR ODIAR!

¡Nos quieren endilgar el papel de intransigentes, guerreristas, vengativos, en fin, de ser los malos de la película!

¡Es el burro criticando las orejas!

Y hasta nos dan consejos diciéndonos que odiar es malo y que hace daño al alma, que se revierte en tu karma, y otras pendejadas por el estilo.

Se puede ser más hijoeputa? Yo lo dudo.

Así que mientras el Fifo tenía dinero porque ordeñaba las tetas rusa o venezolana, pues a odiar y a abusar de los infelices.

Y ahora que esos mismos infelices les van a dar dinero, pues ahora hay que amar sin restricciones y no andar hablando de justicia ni de culpas.

Y los 50 años de crímenes quién los paga?

De manera que a los comunistas cubanos hay que perdonarlos y si no, somos malos. Muy malos. Y ellos ni siquiera han dado muestras de querer terminar con los abusos internos. Pendejos!

Tipo enterrado en la arena

Tipo enterrado en la arena. Imagínense uno igual, pero negro.

El planteamiento, por absurdo, me recuerda el chiste cruel del negrito al que unos blancos del Ku Klux Klan de Alabama, lo agarran y luego de darle una buena paliza, lo amarran y lo entierran en la arena.

Entonces se turnan entre ellos para seguirlo pateando y azotando.

Sin embargo, en un descuido y estirándose al máximo, el negrito, que prácticamente estaba indefenso, logra utilizar su única arma disponible: los dientes. Y le muerde los huevos con fuerza a uno de sus verdugos. Y ante el grito de dolor del abusador, los otros blancos le gritan al pobre negro abusado:

¡NEGRO HIJOEPUTA, COJONES, JUEGA LIMPIO!

Así hacen los comunistas.

(Continuará)

Escena final de La Rebelión en la Granja

Escena final de La Rebelión en la Granja. Nótese que ya es imposible decir quién es puerco y quien es humano.

Anuncios

Acerca de azayas48

Físico médico, programador de computadoras. Fan de Visual Basic y SQL. Cubano por nacimiento, mexicano por naturalización y por corazón.
Esta entrada fue publicada en Historias personales y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Un mundo feliz, o falaz? (VI)

  1. Pingback: Un mundo feliz, o falaz? (V) | Las cosas que me gustaría saber

  2. Ada dijo:

    Estimado Azayas… ¿Qué le puedo decir?… claro y prístino como agua de manantial para limpiar manchas y esclarecer oscuridades. Despreciables e hipócritas son calificativos benignos, la Historia que nos ha tocado vivír y sufrir en y por nuestra Cuba, no se puede borrar con una sonrisa, un apretón de manos y un borrón y cuenta nueva (por cierto, no me había fijado bien, pero la mueca con la boca del General Presidente en la foto da espanto. Está tan impresentable como el hermano) Muchos -y me incluyo-, no pusimos los muertos, ni los presos, ni los golpeados o desaparecidos, pero hemos puesto mar, tierra y la vida que se va de por medio, lejos de todo lo que queremos, para sumarnos a este festín donde se nos està invitando como si nada hubiera ocurrido. Y seguro que Usted bien sabe que eso es como un dolor crónico, aprendes a vivir con él, lo manejas, lo aguantas y sabes que no hay alivio ni sanación posible. Gracias por este texto y tenga un abrazo.
    Ada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s