Los crímenes del castrato

Fidel y Raúl Castro, dictadores de Cuba. Bien dicen que la cara es el reflejo del alma.

¿Del tirano? del tirano di todo,¡di más!;
y clava con furia de mano esclava sobre su oprobio al tirano.
¿Del error? Pues del error di el antro,di las veredas oscuras:
di cuanto puedas del tirano y del error.
José Martí

Desde el inicio de este blog he tratado de darle un carácter personal. El nombre del blog se me ocurrió porque hay preguntas que me hago de las cuales ignoro sus respuestas, pero quisiera saberlas. Me imagino que todas las filosofías parten de hacerse preguntas parecidas, o de asumir respuestas a las mismas. Luego sentí el deseo de incluír historias personales, cosas de las que he sido testigo o protagonista. Ahora he sentido el impulso de hablar sobre otro tipo de asuntos de los que aunque no he estado involucrado en forma personal, merecen mi atención.

Durante los más de 50 años de dictadura castrista, el desgobierno cubano ha cometido innumerables abusos: fusilamientos y largas condenas a prisión por motivos injustos y aún sin el debido proceso, juicios amañados, desaparición de los tres poderes en que se basa toda democracia y su sustitución por un sistema caudillista, supresión de la libertad de prensa y de palabra, de la libertad de movimiento, de la libertad de asociación, de la libertad para fundar una empresa…

También han manipulado las leyes según su conveniencia para instituír figuras delictivas absolutamente injustas como la “peligrosidad predelictiva” (es decir, condenarte no por haber cometido un delito, sino porque alguien en el gobierno piensa que lo puedes cometer) o “salida ilegal de país” (como si salir de tu país o regresar a él no fuera tu derecho como ciudadano).

Quizás uno de los crímenes más deleznables sea hacer que la desunión haya hecho presa del pueblo cubano y lo divida en “revolucionarios” y “gusanos” -con la perversa intención de que se vea como la división entre “buenos” y “malos”-, eliminando de entrada el derecho de todo ser humano a disentir de la opinión oficial -que por cierto, cambia según la conveniencia del momento- y a expresar y discutir sus ideas sin ser discriminado a priori. Algo muy malo pasa en Cuba, cuando una quinta parte de la población, a pesar de las tremendas dificultades para emigrar y de los supuestos beneficios de la educación y la salud pública gratis, y aún a riesgo de sus vidas para muchos de ellos, han logrado salir y residen actualmente fuera de Cuba. Como dice un viejo chiste: “Aquí, a falta de elecciones libres, la gente vota con los pies”.

Y si a esto le sumamos que el castrato ha llevado al país a la bancarrota, haciendo que el volumen y el rendimiento de la zafra azucarera -la columna vertebral de la economía cubana durante siglos- involucione a valores comparables a los de 1850, racionando los alimentos hasta rayar en la hambruna y desencadenando epidemias causadas por la mala alimentación, tendremos una idea del desastre cubano. Antes de la revolución nos comparaban con EU, la economía cubana era una de las primeras del continente y el peso cubano corría a la par del dólar. Ahora nos comparan con Haití, el salario promedio mensual de un profesional tiene el poder adquisitivo de unos 15 dólares y el cambio real del peso en la calle, cuando tienes la suerte de cambiarlo, es de unos 35 pesos por 1 dólar.

Pero la mayoría de estos abusos y crímenes, los más conocidos -digámoslo así-, son de una naturaleza legal o económica, y pueden hacer pensar que los Castro no cometen crímenes más comunes o prosaicos, como la tortura o el asesinato. Que todo se reduce a un pleito de procedimiento entre los burgueses explotadores y los revolucionarios amigos de los pobres. El propio Fidel Castro se ha llenado muchas veces la boca diciendo -cobijado por la fuerte censura de prensa imperante en la Isla- que en Cuba nunca durante su gobierno se ha torturado un prisionero ni se ha cometido un asesinato político. Nada más incierto.

Para su desgracia, el mundo cada vez está más comunicado y cada vez es más difícil cometer un crimen sin que al poco tiempo se sepa en sus antípodas. El internet, los celulares con cámara de video, los programas públicos de distribución de material multimedia como Youtube, las redes sociales, los blogs, las páginas web, son enemigos mortales de las dictaduras. Cada vez nos acercamos más al pensamiento de José Martí cuando dijo: “Un principio justo, desde el fondo de una cueva, puede más que un ejército”. El hecho de que hoy en día un hombre solo, sin necesidad de un editor y prácticamente sin recursos, pueda hacer oír su voz en todo el mundo con sólo un laptop o incluso un dispositivo inteligente, es en mi opinión un indicio de que está teniendo lugar un cambio cualitativo en donde todos estaremos más cerca del ideal democrático gracias a los unos y ceros de esta verdadera revolución digital.

Y como un ejemplo de ello y para enseñarle a los que no los conozcan algunos de los crímenes duros del castrismo, hablaré -ayudándome de los nuevos recursos- sobre tres de los más execrables. Se cometieron en épocas distintas a lo largo de muchos años. Eso demuestra la inevitable, incorregible y ya de larga data tradición del régimen cubano por los abusos de poder. No piensan cambiar ni un ápice de esa posición, como ha sido reafirmado en el reciente congreso del PCC (Partido Comunista de Cuba). La famosa “apertura” de la que se habla con insistencia en ciertos círculos liberales europeos o norteamericanos, es pura farsa. Incluso la represión se ha recrudecido últimamente. Sin duda, al quedarse sin discurso, afloran los verdaderos “argumentos” del régimen: el varapalo y los actos de repudio orquestados por policías vestidos de civil.

1) Primer crimen: Hundimiento del remolcador 13 de marzo:

Remolcador 13 de Marzo

Los siguientes párrafos están copiados de un artículo de Wikipedia dedicado al incidente:

“El Remolcador 13 de Marzo era una pequeña embarcación cubana, cuyo hundimiento causó la muerte a un grupo de personas que trataban de abandonar el país.

En la madrugada del 13 de julio de 1994, cuatro barcos equipados con mangueras de agua a presión embistieron un viejo remolcador que huía de Cuba con 72 personas a bordo, a 7 millas de la bahía de La Habana. El remolcador 13 de Marzo se hundió, dejando un saldo de 41 muertos, de los cuales 10 eran menores de edad.Según testimonios de los sobrevivientes (31 personas), la tripulación de los también remolcadores Polargo2 y Polargo5 embistieron intencionalmente al 13 de marzo, y negaron auxilio a las personas que se encontraban en el agua.Durante más de una semana los medios de comunicación cubanos mantuvieron silencio en torno a los hechos, a pesar de las insistentes denuncias en los medios internacionales; posteriormente, el 5 de agosto del mismo año, el presidente cubano Fidel Castro calificó como “esfuerzo verdaderamente patriótico” la actuación de las personas involucradas.

Hasta la fecha el gobierno cubano asegura que el hecho fue un accidente; y no ha juzgado, ni condenado a ninguno de los participantes en este hecho; a pesar de que el código penal establece en su artículo 48 sanciones a los delitos cometidos por imprudencia.”

Si queda alguna duda de los hechos, he aquí el relato de uno de los sobrevivientes.

Para ver otro interesante documento multimedia en el que un video demuestra que 11 años después del crimen no solamente no se había castigado a nadie sino que el gobierno hostigaba a los familiares y amigos de las víctimas que se atrevían a recordarlos y protestar, además de los nombres, edades y fotos de los asesinados junto con otros artículos y testimonios, pulse aquí.

2) Segundo crimen: Derribo de dos avionetas desarmadas de Hermanos al Rescate:

Avión de caza Mig 29, armado hasta los dientes.

El 24 de febrero de 1996, dos aviones de caza Mig cubanos derribaron en el Estrecho de la Florida a dos avionetas Cessna completamente desarmadas que salieron de Miami y se acercaron a Cuba con el propósito de celebrar de alguna forma la fecha patria del Grito de Baire, inicio de la Guerra de Independencia en 1895. Las avionetas pertenecían a la organización Hermanos al Rescate, dedicada a rescatar balseros cubanos que intentaban huír de Cuba hacia EU. Cuando al patrullar la zona localizaban un grupo de balseros, les lanzaban provisiones y le avisaban su posición a los guardacostas norteamericanos para que fueran a rescatarlos. Por supuesto los cuatro tripulantes de las avionetas murieron instantáneamente. Una tercera avioneta no fue derribada y logró escapar.

Esto, para decirlo en términos prácticos, es un asesinato a sangre fría. Los Migs son aviones caza diseñados para el combate aéreo. Su velocidad y capacidad de maniobra es muy grande. Las avionetas Cessna son aviones de recreo, diseñados para viajes cortos y poseen una velocidad pequeña. No llevan ningún tipo de arma.

Avioneta Cessna Skymaster 337H

De este crimen hay un testimonio escalofriante: la conversación de los pilotos de los Migs con su base en Cuba durante el proceso de aproximación y derribo. Fue grabada por el ejército norteamericano desde una base en el sur de la Florida.

Me hierve la sangre en las venas al oír las voces de estos esbirros celebrar los asesinatos. Así que muy valientes en sus Migs contra unas avionetas indefensas. Me hubiera gustado oír sus conversaciones si en vez de un Cessna se hubieran enfrentado a un F16 norteamericano. Posiblemente no serían tan triunfalistas. Ojalá algún día enfrenten un pelotón de fusilamiento por sus crímenes. Veremos si entonces se portan tan “valientes” como cuando ellos asesinaron a mansalva a cuatro jóvenes pilotos.

No quiero terminar mi breve reseña sin hablar de las “justificaciones” que ha dado el desgobierno cubano a tan salvaje crimen: han dicho que las avionetas habían violado reiteradamente el espacio aéreo cubano, que habían soltado volantes con propaganda antigubernamental sobre La Habana, y que habían utilizado frecuencias de radio que estorbaban el control de tráfico aéreo de la zona.

Dejo bien en claro mi opinión de que aunque estas acusaciones fueran ciertas, NADA justifica el derribo de avionetas desarmadas. Esas naves estaban dedicadas al rescate de balseros y así lo atestiguan todos los que ellos ayudaron en el mar a llegar a los EU. Pero si con su comportamiento hubieran trasgredido alguna ley, nada más fácil que procesarlas mediante el sistema de justicia norteamericano, para detenerlas. Además, difícilmente me pueden convencer de que repartir volantes es un delito que merece la muerte. Si así fuera, todos los comunistas que viven en los países libres y que se dedican no solamente a repartir volantes sino a trabajar activamente por tomar el poder y revertir el orden democrático, también merecerían la muerte. Por ese camino, casi todos los que protestamos por algo mereceríamos la muerte. Esa es la forma torcida y enfermiza con que los Castro interpretan la justicia.

Para ver el sitio de Wikipedia dedicado al asesinato, pulsar aquí.

3) Tercer crimen: paliza pública que le provoca la muerte a Juan Wilfredo Soto García.

Juan Wilfredo Soto García. El 5 de mayo de 2011 recibió una paliza sin ninguna razón en el parque Leoncio Vidal de la ciudad de Santa Clara. Murió en horas de la madrugada del domingo 8, Día de las Madres.

Este crimen se cometió hace unos pocos meses, ya de lleno en la época digital, y por ello está mucho mejor documentado que los anteriormente expuestos. Juan Wilfredo Soto García era una persona a la que no le gustaba el gobierno cubano, un disidente, y la policía lo sabía. Desde joven había tenido problemas por sus opiniones, y siendo estudiante, había caído preso por disentir. Por esa razón sus conocidos le decían “el estudiante”, aunque ya era un adulto maduro.

Además, su salud era precaria. Padecía hipertensión, cardiopatías, diabetes, gota, etc. No es de extrañar en un ser que se sentía viviendo en condiciones de esclavitud: definitivamente, la psiquis influye en la soma.

Un día a principios del mes de mayo de 2011 Wilfredo decidió sentarse en un banco del parque Leoncio Vidal de la ciudad de Santa Clara, donde residía. Un policía se acercó y le dijo que se moviera, que él no podía sentarse allí. Wilfredo le contestó que estaba en una plaza pública y que él no era esclavo, que no se iba a ir. Entonces el policía llamó a otro esbirro y entre los dos esposaron a Wilfredo y la emprendieron a golpes con él. Le daban con esos bastones de goma que tienen los policías, que en Cuba son llamados “tonfas”.

Wilfredo tuvo que ir al hospital. Allí lo mal atendieron y lo mandaron para su casa. Me imagino que los médicos no querían ingresarlo para no señalarse ante la Seguridad del Estado, el organismo represor del desgobierno cubano. Pero el dolor era intenso y poco después volvió al hospital y esta vez quedó ingresado. Ya no volvió a salir, murió al segundo día, el 8 de mayo. Casualmente el Día de las Madres en Cuba. Vaya regalo que le hizo el castrato a la mamá de Wilfredo: le mató a su hijo. Por gusto, sin ningún motivo.

Pero si estos hechos son ya de por sí indignantes, más lo es la excusa del gobierno: “Wilfredo no murió a consecuencia de la paliza que le propinaron los policías, sino a causa de una pancreatitis”. ¡Asesinos! ¿Y qué produjo la pancreatitis? Es como si luego de disparar su pistola sobre alguien, un asesino dijera que su víctima no murió de los balazos, sino de saturnismo fulminante (el saturnismo es el envenenamiento con plomo). Así que además de asesinos, son mentirosos y descarados.

A continuación expongo algunos materiales multimedia sobre el caso:

a) Guillermo (el  “Coco”) Fariñas -Premio Sajarov 2010 otorgado por el Parlamento Europeo- es otro disidente villaclareño que unos meses antes de la muerte de Wilfredo, estaba haciendo una huelga de hambre para reclamar la liberación de los presos políticos que habían sido encarcelados durante la Primavera Negra del 2003. Wilfredo estuvo asistiendo al hospital donde estaba ingresado el Coco para interesarse por su salud y por ello los esbirros de la Seguridad del Estado lo amenazaron de muerte. Para oír la voz del propio Wilfredo explicando que había sido amenazado y que responsabilizaba al desgobierno cubano con cualquier “accidente” que le sucediera, presione aquí.

Para ver y oír el relato del pastor de Wilfredo, presione aquí.

Para ver el velorio, presione aquí.

Para ver el entierro, presione aquí.

Para oír una entrevista de Radio Netherland al pastor de Wilfredo, presione aquí.

Para esuchar y ver a la mamá de Wilfredo explicando su dolor, presione aquí.

———————–

Estos ejemplos no agotan de ninguna manera el repertorio casi infinito de crímenes del castrismo. Los testimonios de las palizas a los presos y los maltratos de todo tipo aparecen por decenas con sólo hurgar un poco en internet. Pero quizás el peor de todos sea el haber enfrentado a los hijos con sus padres, a los hermanos, haber separado y destrozado la familia cubana.

Tantos y tan variados crímenes sólo pueden haber sido tramados por una mente perversa y enajenada, dedicada minuciosamente a hacer el mal. Si para algo valen las maldiciones, yo te maldigo, Fidel.

Anuncios

Acerca de azayas48

Físico médico, programador de computadoras. Fan de Visual Basic y SQL. Cubano por nacimiento, mexicano por naturalización y por corazón.
Esta entrada fue publicada en Crímenes del castrato. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Los crímenes del castrato

  1. panchito dijo:

    hola, llegue a este sitio por un amigo que puso el link en otro blog y me han gustado muchos sus escritos. una pregunta: en un articulo anterior se refiere a mandy, el director de la empresa donde trabajo, este senor se quedo años despues en brasil? si es él, tuve la oportunidad de conocerlo en un viaje que hizo a hungria con villo, el papa de un gran amigo mio, ambos personas muy inteligentes y fundadores de la cujae.
    pero bueno, a lo que iba. me gusta mucho como narra sus experiencias, la del fifo y el bistec esta muy buena. de los crimenes del castrismo, que decir. aunque son harto conocidos por nosotros, no debemos dejar de documentarlos para que los tontos idiotas de la izquierda caviar y los letrinoamericanos despierten de una vez. tarea ardua, primero tiene que despertar el pueblo cubano, o gran parte de él. un saludo desde montreal. panchito.

    • azayas48 dijo:

      Hola, Panchito. Efectivamente, Mandy es Armando Rodríguez Rivero, amigo de Villo. Te mando un link a donde puedes leer qué ha sido de su vida. Puede decirse que gracias a él yo vivo en un país libre desde hace 20 años: él fué al Brasil pero no se quedó exactamente allí, sino que de regreso pasó por México y aquí se quedó. Yo estaba aquí, trabajando como empleado de Eicisoft en una empresa mexicana, y de alguna u otra forma quedé como cómplice de él en la quedada, así que aunque yo me quería quedar desde el principio, el último empujón me lo dieron las circunstancias y tuve que hacerlo o caía preso. Por eso yo digo que no me quedé, sino que “me quedaron”, jejeje… Saludos, Alfredo.

      http://includesoft.com/Blog/eicisoft.htm

      • panchito dijo:

        Hola Alfredo, gracias por la respuesta. Le eché una ojeada al link, esta larguisimo pero como salgo manana de vacaciones tendre tiempo para leerlo. efectivamente cuando habla de su visita a budapest en el 86 con villo y marcelino (que por cierto ya lo conocia pues viviamos en el mismo barrio, santiago de las vegas), fue ahi donde pasamos cierto tiempo juntos. una nota triste, villo fallecio en abril de este año. en fin, disculpa que utilice tu blog para este tipo de comunicacion. si quieres me puedes mandar tu email a paquitin29@hotmail.com. un saludo.

  2. Pingback: Las locuras del Fifo | Las cosas que me gustaría saber

  3. Pingback: El Cepero (IV y final) | Las cosas que me gustaría saber

  4. Pingback: Un mundo feliz, o falaz? (VI) | Las cosas que me gustaría saber

  5. Pingback: Un mundo feliz, o falaz (VII) | Las cosas que me gustaría saber

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s